El upcycling o reutilización creativa impulsa la contratación en el sector de consumo

/COMUNICAE/

La nueva conciencia sobre la sostenibilidad y la necesidad de adoptar prácticas más responsables con el medio ambiente está aumentando la búsqueda de talento en el ámbito de la economía circular en áreas como la reutilización y el reciclado, según la Consultora Catenon. El objetivo es reducir el desperdicio y el impacto medioambiental promoviendo fomentar la reutilización de productos y materiales, y su reciclaje

Desde el final de la pandemia de la Covid no ha parado de crecer la búsqueda de profesionales para cubrir diferentes áreas dentro del mercado de consumo, tanto en empresas dedicadas a la reutilización y el reciclaje, como en organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajan en temas relacionados con la sostenibilidad y el medio ambiente.

Éxito en la red
La popularidad de plataformas como Vinted y Wallapop, que facilitan la compra y venta de productos de segunda mano, es un reflejo del interés por la reutilización. Estas plataformas ofrecen una alternativa más sostenible al consumo tradicional y están creando nuevas oportunidades económicas para aquellos que desean participar en este mercado.

Upcycling
El upcycling, la reutilización creativa, es una tendencia creciente en el mundo de la moda sostenible que busca dar nueva vida a prendas de vestir que ya no se utilizan o que han pasado de moda. En lugar de desecharlas, se transforman en nuevas piezas o se les da un uso alternativo, contribuyendo a reducir la cantidad de residuos textiles que van a parar a vertederos.

Esta modalidad contempla la reparación, la personalización o la transformación de prendas existentes para crear algo nuevo y original. Esta práctica no solo fomenta la creatividad y el consumo responsable, sino que también tiene importantes beneficios ambientales.  El reciclaje de ropa ayuda a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero al reducir la producción de nuevas prendas y evitar el vertido de aguas residuales asociado a la producción textil.

Además, el upcycling ayuda a frenar el cultivo excesivo de materias primas como el algodón, el lino o el cáñamo, así como el uso indiscriminado de suelos y el empleo de fertilizantes y sustancias químicas en su producción. Al comprar menos ropa nueva y optar por prendas reutilizadas o transformadas, se reduce la demanda de estos materiales, contribuyendo a la conservación de los recursos naturales y a la protección del medio ambiente.

«La reutilización de ropa es una práctica que va más allá de una simple tendencia de moda, ya que combina la creatividad con la responsabilidad ambiental, ofreciendo una alternativa sostenible al consumo desmedido de prendas de vestir y promoviendo un estilo de vida más consciente y respetuoso con el planeta», comenta Laura Urue, responsable de Consumo en Catenon.

Y para ello, destaca Laura, el talento tiene un papel fundamental:

Perfiles más buscados para upcycling
Una de las áreas más activas en la búsqueda de talento es la de upcycling, donde existe una creciente necesidad de profesionales del mundo del marketing y perfiles digitales para dar forma a esta tendencia y llegar al consumidor de manera efectiva.

Marketing Creativo: Los profesionales del marketing tienen un papel fundamental en la promoción y comercialización de productos reutilizados. Necesitan desarrollar estrategias creativas para comunicar los valores y la historia detrás de cada producto upcycled, destacando su singularidad y su contribución a la sostenibilidad.

Desarrollo de Marca: La construcción de una marca sólida es crucial en el sector. Los especialistas en branding pueden ayudar a definir la identidad de la marca, crear una narrativa convincente y establecer conexiones emocionales con los consumidores interesados en la sostenibilidad y la creatividad.

Marketing Digital: Dada la naturaleza del negocio de esta modalidad, donde se puede alcanzar a un público más amplio a través de plataformas en línea, se necesitan profesionales digitales para maximizar la visibilidad en internet. Esto incluye la gestión de redes sociales, la optimización de motores de búsqueda (SEO), publicidad en línea y marketing de contenido.

E-commerce: El upcycling a menudo se vende a través de plataformas de comercio electrónico, para lo que se requieren personas con experiencia en la gestión de tiendas en línea, diseño web, experiencia de usuario (UX), y optimización de conversiones para garantizar una experiencia de compra fluida y atractiva para los clientes.

Especialistas en Inversiones y Finanzas: El sector atrae cada vez más inversores y requiere de profesionales en finanzas y gestión de inversiones capaces de identificar oportunidades de inversión en empresas upcycling y ayudar a financiar su crecimiento y expansión.

 «El upcycling -indica Laura Urue- no solo es una práctica ambientalmente responsable, sino también una oportunidad de negocio emocionante. La combinación de talento en marketing, branding, comercio electrónico y gestión financiera es esencial para capitalizar esta tendencia y llevar los productos upcycled al mercado de manera efectiva. Además, las inversiones en este sector pueden impulsar aún más su desarrollo y contribuir a la economía circular».

Sector atractivo para los inversores
Este sector se alinea estrechamente con las tendencias de inversión sostenible y responsable. Los inversionistas están cada vez más interesados en apoyar empresas y proyectos que tienen un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad.

En consecuencia, el mercado está experimentando un crecimiento significativo a medida que aumenta la demanda. Las inversiones en empresas de upcycling pueden proporcionar una rentabilidad muy atractiva a medida que estas capitalizan esta creciente tendencia de consumo.

Las inversiones en esta área también impulsan la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías para mejorar los procesos de reutilización y reciclaje. Esto incluye la investigación en materiales sostenibles, métodos de producción eficientes y soluciones tecnológicas para el tratamiento de residuos.

Además de generar retornos financieros, las inversiones en el área del upcycling pueden tener un impacto social positivo al crear empleo en comunidades locales, promover la educación ambiental y mejorar la calidad de vida al reducir la contaminación y la degradación ambiental.

El upcycling es parte de un enfoque más amplio hacia la economía circular, que busca minimizar el desperdicio y maximizar el valor de los recursos. Las inversiones en empresas y proyectos de reutilización o reciclado contribuyen a cerrar los ciclos de materiales y fomentar un modelo económico más sostenible y resiliente.

Otros perfiles
Gestión de residuos:
Profesionales capacitados en la gestión eficiente de residuos, incluyendo la clasificación, recolección y procesamiento de materiales reciclables.

Diseño sostenible: Expertos en diseño de productos y packaging que puedan ser reutilizados o reciclados fácilmente al final de su vida útil.

Educación ambiental: Profesionales dedicados a educar al público sobre la importancia de la reutilización y el reciclaje, así como a promover cambios de comportamiento hacia prácticas más sostenibles.

Logística inversa: Profesionales encargados de organizar y gestionar el flujo de productos desde el consumidor de vuelta al sistema de reutilización o reciclaje.

Tecnología ambiental: Especialistas en el desarrollo y aplicación de tecnologías innovadoras para mejorar los procesos de reutilización y reciclaje.

Fuente Comunicae