La expertas en belleza de Medik8, Ambari y Boutijour analizan cómo deshacerse de los puntos negros

/COMUNICAE/

¿La zona T está más accidentada que un páramo volcánico? No hay que preocuparse, los puntos negros tienen solución y a continuación se explican cómo

Todo el mundo ha pasado por el drama de los puntos negros, situación que, seguramente, en algún momento ha implicado que alguna amiga freaky quisiera quitarlo con una pasión exacerbada. No obstante, esa amiga no suele estar siempre al lado con los dedos sobre el rostro y, más allá de ello, a veces la situación se desmadra, dejando determinadas zonas del rostro con un aspecto un tanto accidentado. Es una de las batallas más comunes, pero precisamente por ello ya existen muchas opciones para conseguir tratarlos a estos enemigos que no son otra cosa que «poros que parecen estar más dilatados porque tienen en su interior un exceso de sebo que, al contacto con el medio ambiente, se ha oxidado, lo que da ese aspecto negro de cara al exterior», comenta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza. ¿Cómo acabar con ellos? Aquí va la explicación.

La exfoliación, el mejor antídoto
Todas las expertas suelen coincidir en que lo mejor para evitarlos es una correcta exfoliación. «Al exfoliar la piel, se consigue quitar la capa de células muertas en la que más dilatado puede apreciarse el poro y con más cantidad de sebo», comenta Raquel González, cosmetóloga y directora técnica en Perricone MD. Además, en este gesto, se puede conseguir mucho más que eliminar esa capa de piel envejecida, puesto que «si se exfolia con hidroxiácidos, también estos suelen tener un efecto sobre el poro y ayudan a que los puntos negros desaparezcan y, después, tengan más difícil reaparecer», defiende Bella Hurtado, directora técnica de Boutijour. De hecho, «ácidos como el salicílico, además de retirar la grasa que haya presente en el poro, eliminando el punto negro, también ayudan a seborregular. Al hacerlo, permiten que produzcamos menos grasa y, por tanto, que se tarde más en acumular o que, incluso, no logre hacerlo», añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

¿Exfoliación física o química?
La respuesta es fácil: las dos y cada una en su debido momento. «Con la exfoliación física, aquella que implica la presencia de gránulos, conseguimos retirar de forma más efectiva y rápida las capas de células muertas y esos puntos más marcados en la superficie», apostilla la cosmetóloga y biotecnóloga en Byoode, Sonia Ferreiro. «Después de una buena exfoliación física, que se puede hacer dos o tres veces en semana, se puede continuar con una rica en hidroxiácidos, que hacer la misma acción, pero con menor irritación y consiguen promover la renovación celular de la piel y seborregular, de manera que no produzca el tejido tantos lípidos», añade Natalia Abellán, directora técnica de Ambari.

Los exfoliantes favoritos de las expertas en belleza
Adzuki & Ragi Fantasy de Byoode. Una auténtica experiencia en lo que a uso cosmético se refiere. Se trata de un polvo exfoliante que, al añadir agua y masajear en las manos, se convierte en una espuma súper apetecible. Cuenta con dos tipos de exfoliación: física y química. La primera, la trabaja con polvo de arroz, mientras que la segunda, con ácidos como el fítico o la gluconolactona. 34€ en Byoode.com

Refining Facial Polisher de Omorovicza. Otro aliado que combina los dos tipos de exfoliación. Además de microesferas para hacer peeling físico, añade ácido lactobiónico, un polihidroxiácido que es más suave y suele producir menos efectos secundarios. El producto se completa con lodos del lago Moor, de Hungría, para absorber todas las impurezas y exceso de grasa de la piel. 82€ en Purenichelab.com 

Press & Clear de Medik8. Se trata de un cómodo tónico con un dispensador que puede usarse con refill y, en el día a día, se puede utilizar discos de algodón, incluso reutilizables. ¿Puede un tónico acabar con los puntos negros? Este sí: lleva ácido salicílico al 2% para reducir la grasa del rostro y acabar con los puntos negros, ácido tranexámico para eliminar posibles marcas y, aunque el complejo de ácidos es potente, para que no irrite se completa con extracto de sake y aloe vera, calmantes y equilibrantes. 41€ en Medik8.es

Petals of Botanique de Boutijour. Se trata de una atractiva mascarilla con té verde, extracto de flor de loto y otros ingredientes botánicos de la maravillosa Corea. Consigue iluminar la piel ya desde el primer tratamiento con ella y se podrá ver cómo reduce visiblemente los puntos negros gracias a su exfoliación física, que se hace con esferas de semilla de albaricoque. 63€ en Purenichelab.com

Gentle Soothing Cleanser de Perricone MD. Lo bueno de incluir la exfoliación en el limpiador es que se puede hacer un uso diario, sin preocuparse y sin añadir pasos a la rutina. Este limpiador renueva la piel y acaba con el poro gracias al ácido salicílico, pero también a la sacarosa, un exfoliante de acción suave que desbloquea eficazmente los poros y contribuye a eliminar el exceso de suciedad en la piel. 46€ en Perriconemd.es

Ambari Gold Profection22 Mask. Se trata de una mascarilla que se debe usar dos o tres veces por semana y es tan potente que se tiene que ir incrementando los minutos que se deja puesta poco a poco, hasta un máximo de 15 en total, cuando ya se tenga el tejido hidratado. Concretamente, incluye más de un 20% de alfahidroxiácidos, entre los que destacan el glicólico y el láctico. 115€ en Purenichelab.com

Fuente Comunicae