La Fundación Adecco genera 8.284 empleos para personas en riesgo de exclusión social en 2023, un 3,2% más que el año anterior

/COMUNICAE/

En un contexto de incertidumbre económica, en el que tiende a aumentar la brecha de desigualdad, la Fundación Adecco ha reforzado sus programas de empleo, con foco en la especialización, para ofrecer soluciones más precisas y adecuadas a las necesidades de las personas beneficiarias

La Fundación Adecco ha dado a conocer su Memoria de actividad correspondiente al ejercicio 2023, con los resultados más destacados en materia de acompañamiento y generación de empleo para las personas que lo tienen más difícil. El documento puede consultarse y descargarse en el siguiente enlace: https://fundacionadecco.org/transparencia/memoria-anual/

«Esta Memoria constituye un ejercicio de máxima transparencia hacia nuestros grupos de interés y hacia todas las personas que apoyan nuestra misión social, el Empleo Para Todas las personas. El pasado año evolucionamos nuestro modelo de trabajo, poniendo especial énfasis en la especialización y fortaleciendo nuestros programas de empleo para personalizar al máximo nuestro modelo de intervención. Para la Fundación Adecco cada persona es única, es un proyecto en sí mismo, con sus propias necesidades, circunstancias y expectativas, que precisan un abordaje exclusivo e individualizado», explica Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

Un enfoque individualizado que ha generado 8284 empleos
En un contexto de incertidumbre económica, en el que la tasa de paro sigue duplicando la media de la eurozona, tiende a producirse una polarización económica y social que incrementa la brecha de desigualdad. Esta situación afecta a segmentos de la población muy dispares, y particularmente a personas con discapacidad, personas mayores de 45 años desempleados de larga duración, mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género y otras personas en situación de riesgo de exclusión social.

En este escenario, la Fundación Adecco ha reforzado sus programas de empleo, con foco en la especialización, para ofrecer soluciones más precisas y adecuadas a las necesidades de cada persona.  Este enfoque individualizado, liderado por un equipo experto y multidisciplinar formado por 295 profesionales, ha permitido generar 8284 empleos en 2023, de los cuales 5785 han sido para personas con discapacidad. Esta cifra representa un crecimiento del 3,2% con respecto al año 2022.

«Cada programa de empleo cuenta con un equipo altamente especializado que conoce profundamente las barreras, tanto personales como profesionales, que enfrentan las personas beneficiarias.
Al centrarse en sus necesidades específicas, estos programas permiten llevar la inclusión hasta la última milla, generando trabajos sostenibles en el tiempo que cambian la vida de las personas y les permiten superar la exclusión social», destaca Francisco Mesonero.

Así, los programas de empleo que se detallan a continuación cuentan con una identidad y profesionalización cada vez mayor, y con un modelo de intervención muy focalizado en las necesidades individuales de cada persona beneficiaria.

Programas dirigidos a personas con discapacidad:

  • Cantera de Talentos. Se trata de un programa para personas con discapacidad intelectual en el que se entrenan las competencias prelaborales implicadas en el desarrollo personal y profesional durante la vida adulta.  
  • Salud Mental. Iniciativa para personas con discapacidad psicosocial para el desarrollo de habilidades sociales, competencias digitales y formación para el empleo.
  • Proyecto Unidos. Programa de acompañamiento a estudiantes universitarios y de Formación Profesional con certificado de discapacidad, cuyo objetivo es conectar su talento con las empresas.
  • Plan Familia. Programa que ofrece una atención integral a las personas con discapacidad en diferentes etapas vitales para desarrollar competencias, y mejorar su empleabilidad. Se acompaña a las familias y se propone un plan de acción para que la persona con discapacidad alcance su máximo potencial y autonomía.

Programas dirigidos a otras personas en situación de vulnerabilidad:

  • Mujer en riesgo de exclusión. Acompaña a mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género en su camino hacia el empleo.
  • Talento sénior. Programa de empleo dirigido a personas desempleadas mayores de 55 años que se enfrentan a discriminación por edad o personas mayores de 45 años en situación de desempleo de larga duración.
  • Personas vulnerables. Se acompaña a personas en riesgo psicosocial como consecuencia de distintas situaciones, realidades y contextos: personas refugiadas, migrantes, con pocos ingresos, derivadas de servicios sociales, etc. 

La orientación laboral: el primer paso estratégico, 27.025 personas orientadas
La orientación laboral desempeña un papel crucial como paso previo a la generación de empleo. Durante esta primera fase, las personas que lo tienen más difícil tienen la oportunidad de superar barreras, conocer sus fortalezas y debilidades, descubrir motivaciones y construir confianza para la búsqueda de trabajo, siempre con el apoyo de un profesional.  «Todos los empleos generados tienen detrás un plan de acción que se materializa en un acompañamiento individualizado. Durante el pasado año, orientamos laboralmente a 27.025 personas en riesgo de exclusión, dotándoles de recursos y herramientas para acceder al mercado laboral en el menor tiempo posible. Algunas aún no han encontrado trabajo, pero todas han mejorado su empleabilidad y hoy cuentan con más medios para encontrar una oportunidad profesional y superar la exclusión social», recalca Mesonero.

Sin capacitación no hay empleo, 5572 personas formadas
En un mercado laboral competitivo, cambiante y tecnologizado, la formación constituye un pilar clave para que las personas en búsqueda de empleo puedan competir con garantías. Esta realidad se torna imprescindible en el caso de aquellas que lo tienen más difícil, de cara a equiparar sus oportunidades con respecto al resto de la población.

Consciente de esta realidad, la Fundación Adecco ha realizado una decidida apuesta por la formación como vehículo para que las personas en riesgo de exclusión puedan desarrollar habilidades específicas y construir carreras profesionales de larga duración. De este modo, en 2023 se ha profesionalizado la formación ofrecida a las personas beneficiarias, a través de 6 líneas de capacitación (Empleario, Prepárate para el Empleo, Formaciones Técnicas, Planes de Capacitación Profesional, Prácticas y Escuelas de Capacitación) que han formado a 5572 personas en diferentes áreas estratégicas y sectores de alta demanda, invirtiendo un total de 1.292.462 euros.

Empresas y Administraciones Públicas, motor de empleo
La inclusión laboral de las personas que lo tienen más difícil no sería posible sin el apoyo del tejido empresarial, como agente generador de empleo y de entornos laborales cada vez más diversos e inclusivos. De igual manera, la Administración Pública constituye marco y motor para impulsar programas que impactan en la vida de las personas y en las comunidades en las que se desarrollan.

En 2023, fueron 631 empresas las que apoyaron la misión social de la Fundación Adecco, un porcentaje que se ha incrementado un 12% con respecto a 2022 y un 51% con respecto a 2021.
«La profesionalización de nuestro modelo de intervención nos posibilita crecer cada año y, en 2023, alcanzamos el récord de empresas unidas en torno a nuestra misión social, el Empleo para Todas las personas. Una cifra que esperamos seguir incrementando para extender nuestra ayuda al máximo número de personas en riesgo de exclusión social»- señala Francisco Mesonero.

En la misma línea, el pasado año, el apoyo de la Administración Pública permitió a la Fundación Adecco desarrollar 80 programas de inclusión laboral dirigidos a personas con especiales dificultades. «La colaboración público-privada se ha convertido en un elemento estratégico, crítico e ineludible para dar respuesta a los grandes retos sociales, siendo la generación de empleo sostenible para personas en riesgo de exclusión uno de los más acuciantes. Desde la Fundación Adecco estamos poniendo al servicio de la sociedad nuestro conocimiento y expertise en materia de inclusión sociolaboral, apoyando proyectos de emergencia social que reduzcan los elevados niveles de exclusión y desigualdad mediante orientación, formación, intermediación e inclusión laboral de personas vulnerables», explica el directivo.

Un 6% más de inversión social
La inversión social resulta de vital importancia para materializar el fin fundacional de la entidad, dando respuesta a 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas: fin de la pobreza, igualdad de género, trabajo decente y reducción de las desigualdades. En 2023 se invirtieron un total de 22.940.162€, un 14% más que en el ejercicio anterior (20.162.120) en la generación de oportunidades de empleo para las personas más vulnerables del mercado laboral. El 87% de los recursos económicos se dirigieron directamente a la misión social, mientras que el 7% se destinaron a administración y el 6% a captación de fondos.

Fuente Comunicae