La maquiavelica leyenda Negra española creada por Holanda e Inglaterra

La leyenda negra española se refiere a una ideología que atribuye características negativas a los españoles e hispanoamericanos,1​ a través de la propaganda antiespañola o hispanofobia y el anticatolicismo. Su origen se remonta al siglo siglo xvi como producto de la rivalidad frente al Imperio Español de parte de otros imperios o potencias de la época, como el imperio británico y el neerlandés.2​ Su empleo contemporáneo sirvió al expansionismo de los Estados Unidos.3

Un autor más reciente, Manuel Fernández Álvarez, ha definido la leyenda negra como:

Cuidadosa distorsión de la historia de un pueblo, realizada por sus enemigos, para mejor combatirle. Y una distorsión lo más monstruosa posible, a fin de lograr el objetivo marcado: la descalificación moral de ese pueblo, cuya supremacía hay que combatir por todos los medios.
https://es.wikipedia.org/wiki/Leyenda_negra_española

¿Qué es la Leyenda Negra española?

Imagen de la narración del francés Samuel de Champlain sobre el trato que los españoles les daban a los indígenas tras la conquista.
Wikimedia Commons

Alfonso Calderón Argelich, Universitat de Lleida

Hablar de Leyenda Negra está de moda. En los últimos años han aparecido numerosos libros, documentales, podcasts o vídeos que se han propuesto combatir las interpretaciones estereotipadas o denigratorias de la historia de España y su huella en América.

La crueldad sin límites de los conquistadores con los pueblos indígenas o la intolerancia inquisitorial como causa del atraso científico son algunos de los tópicos que han animado una polémica cultural que ha llegado incluso a tomar visos de conflicto diplomático. En 2019, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador exigió que el rey Felipe VI pidiera perdón por la conquista de América.

Hablar de Leyenda Negra garantiza la polémica porque conduce inevitablemente a valorar moral y políticamente un pasado complejo cuyo legado sigue presente en nuestros días. Sin embargo, definirla es algo un poco más difícil.

Entre la conquista de América y la reforma protestante

La expresión nos remite a lo opuesto de la Legenda Aurea, título de una recopilación de biografías de santos realizada en el siglo XIII por el dominico genovés Santiago de la Vorágine. La idea de Leyenda Negra no sería una excepción hispánica, sino que ante cualquier discurso con pretensiones oficiales o apologéticas encontramos respuestas acusadoras o críticas, cada una con su propio contexto, lenguaje e intención.

Ciertamente, no puede negarse que ha existido una visión negativa de la monarquía hispánica, como se desprende de numerosos textos que permiten seguir el rastro de su expansión mediterránea y atlántica. Ya en el siglo XIV, los escritores del Renacimiento italiano criticaron a los militares y comerciantes de la Corona de Aragón.

De todos modos, lo que entendemos como Leyenda Negra es inseparable de la guerra de propaganda que se despertó a partir de dos procesos fundamentales en la génesis de la modernidad: la conquista de América y la Reforma protestante. Esta guerra cobró unas proporciones nunca vistas ante la aparición de un nuevo dispositivo tecnológico como la imprenta.

En 1552 se imprimía la Brevísima relación de la destrucción de las Indias de Bartolomé de las Casas, texto fundamental que denunciaba los malos tratos recibidos por los indígenas y que generó un importante debate sobre las leyes que regulaban el trabajo en las encomiendas. Con la revuelta de los Países Bajos y los enfrentamientos con Inglaterra a lo largo de los siglos XVI y XVII, apareció una auténtica galaxia de publicaciones anticatólicas que venían a reforzar la nueva identidad religiosa de los protestantes.

Mural colorista en el que se ven diferentes escenas de abusos de los indígenas mexicanos a manos de los conquistadores españoles.
Mural de Diego Rivera en el Palacio Nacional de México, en donde retrata la explotación de México a manos de los conquistadores españoles.
Wikimedia Commons, CC BY-SA

Un país de intolerantes y despóticos

En el siglo XVIII, la hegemonía española fue eclipsada por el auge de dos potencias rivales, la Francia absolutista y la Gran Bretaña parlamentaria. Si el español inspiraba odio o temor, ahora inspiraba más bien lástima al evidenciar el alto coste económico de sus pretensiones universalistas. El pensamiento de la Ilustración utilizaría a España como ejemplo de los vicios a los que conducía la intolerancia religiosa, el despotismo monárquico y la falta de libre comercio.

Montesquieu, en sus Cartas Persas (1721), haría alusiones a la pereza de los españoles y Adam Smith, en La riqueza de las naciones (1776), se refiere al sistema de flotas españolas para ejemplificar la ineficacia del mercantilismo. El punto culminante de estas críticas ilustradas fue la polémica despertada por el artículo correspondiente a España de Nicolas Masson de Morvilliers en la Encyclopédie méthodique (1782), en el que se consideraba que la aportación española a las artes y las ciencias había sido nula.

Una nación de vaivenes

Con las revoluciones liberales, la imagen de España en el exterior entra en nueva fase de mayor ambivalencia caracterizada por el auge del Romanticismo. El levantamiento contra Napoleón en 1808 serviría para reinterpretar la historia de España como la de una nación valerosa que lucha por su independencia nacional. La Restauración del absolutismo con Fernando VII y el consiguiente restablecimiento legal de la Inquisición hasta 1834 (aunque en la práctica sus funciones ya las ejercieran otros tribunales) fue visto como el retorno a los tiempos más oscuros.

Pintura que representa a dos hombres pegándose a garrotazos en un paisaje montañoso.
Duelo a garrotazos de Francisco de Goya y Lucientes que representa las ‘dos Españas’ ya en el siglo XIX.
Museo del Prado / Wikimedia Commons

A lo largo del siglo XIX, se produjeron muchas de las óperas, novelas, dramas y pinturas que acabaron de fijar en la imaginación popular de los europeos los arquetipos de conquistadores sanguinarios o inquisidores malvados.

Simultáneamente, las nacientes repúblicas hispanoamericanas emprendían el proceso de construir su propio relato nacional tras haberse separado violentamente de la metrópolis española. Los trescientos años de administración virreinal pasaban entonces a condenarse como un período de opresión.

Derrotas y sentimiento nacionalista

No fue hasta después de 1898, con la pérdida de Cuba y las Filipinas en la guerra con los Estados Unidos, cuando se empezó a usar el término de Leyenda Negra como hoy lo hacemos. Quien lo popularizó fue el regeneracionista Julián Juderías en 1914, al ponerlo en el título de un libro que venía a denunciar a numerosos autores europeos por difundir “relatos fantásticos” sobre la historia española.

Portada de una edición de 1943 de _La leyenda negra : estudios acerca del concepto de España en el extranjero_, Julián Juderías.
Portada de una edición de 1943 de La leyenda negra: estudios acerca del concepto de España en el extranjero, Julián Juderías.
BNE / Wikimedia Commons, CC BY-SA

Aunque la historiografía a lo largo del siglo XX fue abandonando las exageraciones románticas para acercarse a planteamientos más rigurosos, la angustia respecto a las voces que criticaban la unidad católica o las derrotas militares en Marruecos fue un factor muy importante en la movilización de las derechas españolas en el primer tercio del siglo. La propaganda franquista invocó con frecuencia la existencia de una Leyenda Negra como evidencia indiscutible de la conjura internacional contra los valores del nacional-catolicismo.

Como dijo el historiador Pierre Chaunu, la Leyenda Negra constituye en buena medida “el reflejo de un reflejo”. Es decir, en ella no solo se engloba la imagen exterior de España sino también “la imagen exterior de España tal y como España la ve”.

En esta continua confusión entre ambas cosas quizás radique la causa de que siga siendo un término tan polémico en nuestros días. Además, este es un tema que nos obliga a reflexionar sobre cuál ha de ser nuestra actitud hacia el pasado hispánico. Inevitablemente, la rivalidad imperial generó críticas externas y el mantenimiento a toda costa de la integridad de la monarquía y de la unidad religiosa, disensiones internas. ¿Debemos estar a la defensiva o debemos hacer autocrítica?The Conversation

Alfonso Calderón Argelich, Historiador, Universitat de Lleida

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

1. España contra su Leyenda Negra. Mitos, agravios y discursos. De Javier Rubio Donzé.

Es el primer ensayo histórico de Javier Rubio Donzé (fundador de Academia Play). Hace unos años a la directora de la Real Academia de la Historia Carmen Iglesias le llamaba la atención que la imagen que se tiene fuera sobre España «les ha importado mucho a los españoles, sobre todo a partir del siglo XIX y en la primera mitad del XX. Más desde luego que a otros países». Las cosas no han cambiado. Cada cierto tiempo, parafraseando a Julián Marías, la Leyenda Negra reverdece. Y con el reverdecer aflora —como españoles que somos— también nuestra preocupación, que mal entendida puede degenerar en acomplejamiento y en manía persecutoria.  Conviene, pues, aprender a relativizar.  Sobre todo, con los estereotipos, que poco tienen de verdad objetiva. Salvador de Madariaga decía que «en la llamada Leyenda Negra hay quizá más ignorancia que malevolencia». Por eso hay que huir del fatalismo como de la peste, extinguir el fuego de las pasiones, desprenderse de los prejuicios, pasar página… sencillamente porque no somos una sociedad putrefacta ni existe ninguna maldición histórica que nos impida avanzar. Y los comentarios lacerantes que vienen de fuera son escasos e infundados en comparación con los elogiosos. La propensión al lamento hiperbólico siempre está ahí, pero hay que tomar distancia. Y eso es lo que ha tratado de hacer el autor a lo largo de este ensayo. Los matices lo son todo a la hora de abordar la Leyenda Negra.

2. El demonio del Sur, de Ricardo García Cárcel.

En 1992, el prestigioso historiador Ricardo García Cárcel escribió una obra, ya clásica, sobre la Leyenda Negra. Veinticinco años después, en un marco muy distinto al de la euforia olímpica de entonces, quiso replantear el concepto tan discutido de Leyenda Negra, centrándose en la imagen crítica negativa del rey Felipe II. El extraordinario poder que esta monarquía llegó a alcanzar y la propia oscuridad del personaje han contribuido a incentivar la atención de todo tipo de miradas con los dos grandes arquetipos: el negativo, de Demonio del Sur (así lo denominó Voltaire), y el positivo, de Rey Prudente.

3. Imperiofobia y Leyenda Negra Española, de María Elvira Roca Barea.

María Elvira Roca Barea acomete con rigor en este volumen prologado por el irreverente Arcadi Espada la cuestión de delimitar las ideas de imperio, leyenda negra e imperiofobia. La autora se ocupa de la imperiofobia en los casos de Roma, los Estados Unidos y Rusia para analizar con más profundidad y mejor perspectiva el Imperio español. El lector descubrirá cómo el relato actual de la historia de España y de Europa se sustenta en ideas basadas más en sentimientos nacidos de la propaganda que en hechos reales. Este libro ha supuesto un auténtico fenómeno editorial en España y ha puesto en órbita a una autora hasta entonces desconocida.

4. 1492. España contra sus fantasmas, de Pedro Insua.

La obra esta prologada por la gran María Elvira Roca Barea. Pedro Insua, discípulo de Gustavo Bueno, logra con gran acierto abordar y espantar esos fantasmas negrolegendarios que habitan en el imaginario español: Al Andalus fue una sociedad plural y rica que entró en decadencia con la conquista cristiana, el descubrimiento de América puso de manifiesto el carácter sanguinario español, las ideas de la Ilustración no tuvieron ningún eco en España… Todos estos fantasmas intentan empañar la historia de España dando la idea de un pueblo intolerante que ha fracasado como nación.

5. La Leyenda Negra, de Julián Juderías.

Con esta obra de 1914 empieza todo y uno de los más inspiradores en la historiagrafía española de los siglos XX y XXI. ¿Cómo es posible que la historia de una nación como España —creadora del primer imperio global, protagonista absoluta de la Edad Moderna y responsable de la primera gran hibridación cultural y humana entre pueblos de distintos continentes— sea hoy tan desconocida y escasamente valorada por parte de propios y extraños?

6. En defensa de España: desmontando mitos y leyendas negras, de Stanley G. Payne.

Este libro del gran hispanista estadounidense Stanley G. Payne es una interpretación personal sobre la Historia de España, realizada siguiendo un desarrollo cronológico que explica la evolución del país y, con ella, los mitos, estereotipos y leyendas que se han construido a través del tiempo.

7. Sobre la Leyenda Negra, de Iván Vélez.

Iván Velez al igual que Pedro Insua es discípulo del filósofo Gustavo Bueno. Esta obra trata de analizar, cuestión a cuestión, cada uno de los hitos y temas que conforman el género historiográfico llamado «Leyenda Negra» que reconstruye negativamente la Historia de España, dando como fruto una ideología de indudables repercusiones en el presente de la nación española. El resultado de este análisis no es una «leyenda rosa» de signo contrario pero igualmente legendaria, sino un retrato, el de la identidad histórica de España, que permanece deformado por la transformación caricaturesca que sobre la misma produce la Leyenda Negra.

8. La leyenda negra, de Joseph Pérez.

El hispanista francés Joseph Pérez acomete magistralmente, con el rigor y la amenidad que caraterizan sus obras, uno de los temas más largamente sujetos a debate por parte de la historiografía española: el origen de la Leyenda negra , su fundamento, y la suerte que corrió a lo largo del tiempo, dentro y fuera de España, esta “versión interesada” de una etapa de la historia de España. Con la objetividad que recorre toda su obra, Joseph Pérez disecciona los hechos y los separa de los mitos que rodearon a la génesis y divulgación de la leyenda, en un período en el que España ostentaba la hegemonía mundial.

9. El Imperio y la Leyenda Negra, de José Antonio Vaca de Osma.

El poder hegemónico de un país produce inevitablemente reacciones adversas. Lo sorprendente en el caso español es que la crítica y el rencor persistieran incluso en plena decadencia. El autor analiza con detenimiento las causas.

10. La leyenda negra (Historia del mundo para jóvenes), de Alfredo Alvar Ezquerra.

En este libro el historiador Alfredo Alvar Ezquerra se presta para escribir sobre la leyenda negra en una colección de la editorial AKAL dedicada a jóvenes y por lo tanto es una pequeña obra llena de fotografías y esquemas a todo color.

11. La leyenda negra: Historia del odio a España, de Alberto G. Ibáñez.

¿Por qué en el país que protagonizó las mayores hazañas de la Historia y sin cuyo liderazgo ni el cristianismo ni Occidente habrían logrado sobrevivir, sus ciudadanos tienen tan mal concepto de su pasado y su presente? Alberto G. Ibáñez nos sorprende con un nuevo ensayo, todavía más incisivo y penetrante, aunque algo confuso.

12. La Leyenda Negra – ¿Qué hizo España por Europa?, de Ángel Luis Díaz Del Río Martínez.

Libro compuesto a base de retales a modo de anotaciones. Quizá este sea su principal defecto y su principal virtud. Ángel Luis Díaz del Río Martínez es un contralmirante del Cuerpo General de la Armada que escribe esta obra con una honradez intelectual asombrosa y sin defender intereses espurios, que se le podrían achacar debido a su condición de militar. En esta obra no encontraremos patrioterismo rancio.

13. Exploradores españoles del siglo XVI. Vindicación de la acción colonizadora española en América (Crónicas de la Historia), de Charles F. Lummis.

Es la obra más antigua de la lista, escrita en 1893. En ‘The Spanish Pioneers’ (así se titula la obra en su idioma original), Lummis absuelve a los españoles de los cargos de crueldad hacia los indios y señala constantemente la buena actitud de los españoles al tratar con los nativos americanos, en contraste con el trato otorgado a los indios por los colonos ingleses y el Gobierno de los Estados Unidos. Atraído tanto por la cultura india como por la hispanoamericana, Lummis se tuvo que enfrentar a un importante dilema al escribir sobre la conquista: obligado a elegir entre la colonización española y la inglesa, eligió la española. Lummis aporta en esta obra datos enormemente novedosos para la época. Estas tesis arraigarían de manera indeleble en muchos historiadores del siglo XX, en ambos lados del charco. Lummis es por tanto uno de los autores más citados por los desmitificadores de la leyenda negra española. Lummis estaba siendo al igual que el título de su obra un auténtico pionero.

14. Los orígenes de la Leyenda Negra española, de Sverker Arnoldsson.

Este conjunto de estudios históricos fue realizado por el hispanista y americanista sueco Sverker Arnoldsson (1908-1959). El famoso historiador acometió por primera vez una rigurosa investigación de los fuentes originales que establecieron el origen de la Leyenda Negra española. Dichos orígenes se situaron en las tensiones por el dominio del Mediterráneo entre la corona de Aragón y las ciudades-estado italianas. También se realiza un estudio de las fuentes alemanas más antiguas. De esta forma, cuando se llega al combate ideológico contra el imperio de la monarquía hispánica, sus enemigos utilizarán preferentemente estas fuentes en su particular combate en el terreno de las mentalidades.

15. Hollywood contra España. Cien años perpetuando la Leyenda Negra

El cine bélico surgió en 1898 con motivo de la guerra que Estados Unidos provocó contra España. La prensa, los cineastas y los políticos justificaron esa agresión recurriendo a los clichés de la Leyenda Negra, que ha sido utilizada por Hollywood y el cine británico para perpetuar la vindicación de los continuos ataques anglosajones a España durante siglos para arrebatarle dominios y riquezas. Hollywood contra España profundiza en esa utilización leyendanegrista de la imagen, desde los grabados del siglo XVI hasta las películas de cine y televisión, los documentales, los cómics o los videojuegos.

The post La maquiavelica leyenda Negra española creada por Holanda e Inglaterra first appeared on Viajes, opinión, cultura y curiosidades.